top_imasd.jpg
frase-calidad-medicamentos

Avances en el tratamiento de la infección crónica por Hepatitis C

Las hepatitis virales (A, B, C, D y E) matan cerca de 1.4 millones de personas al año, en su mayoría hepatitis C. Se estima que el 95% de las personas con hepatitis C  no saben que están infectadas y que el 90% de los casos de infección por el virus pueden ser curados con antivíricos.

Laboratorios Menarini Centroamérica y el Caribe realizó junto a Gilead, el pasado 8 de septiembre, un evento científico sobre la Hepatitis C y resaltó la urgencia de hacer conciencia en la población sobre esta enfermedad que afecta a más de 71 millones de personas en el mundo. 

El evento contó con la participación de más de 100 médicos, entre ellos Hepatólogos, Gastroenterólogos e Infectólogos de El Salvador, Costa Rica y Guatemala. Además, contó con la participación de 3 excelentes conferencistas que ampliaron el tema y explicaron a través de su experiencia clínica la revolución del tratamiento y el virus: Dra. Patricia Vélez Möller de Guatemala, Dr. Josué Luis Calleja de España y la Dra. Ruby Ann Chirino de México.

 

expositores.jpg

“El objetivo principal de realizar estos eventos científicos es tratar los  avances en la enfermedad  y conocer las nuevas formas para  detener el Virus de la  Hepatitis C. Lo que se busca es eliminar el virus del paciente y evitar complicaciones de la enfermedad. Con la revolución de las nuevas terapias, podemos decir que: La medicina puede vencer al Virus de la Hepatitis C”. Dra. Astrid Díaz, asesor médico de Menarini Centroamérica y El Caribe. 

Los avances en el tratamiento para VHC, busca eliminar el virus del paciente,  esto a través de tasas de respuesta viral sostenida indetectables a las 12 o 24 semanas de haber completado el tratamiento.

La Asociación Europea del Estudio del Hígado (EASL por sus siglas en inglés), concluye que los objetivos más importantes del tratamiento de la infección crónica por VHC son: curar la infección y así lograr la erradicación del VHC. 

El evento científico resaltó la importancia para redoblar los esfuerzos nacionales e internacionales de lucha contra esta enfermedad e instar a todas las personas a que se informen y motiven a actuar de manera inmediata. 

evento.jpg 

La mayoría de personas con el virus de la Hepatitis C no son diagnosticadas y no saben que tienen la infección. Los análisis de sangre y otras pruebas complementarias juegan un papel importante en el diagnóstico y monitoreo continuo de la Hepatitis C.  Este virus tiene un periodo de incubación promedio de 45 días.  Para verificar si la infección es actual, se hace un análisis de PCR, con este análisis se asegura si existe un virus de la hepatitis C replicándose activamente en la sangre.  Si la PCR es positiva, estaríamos confirmando el diagnóstico. 

evento 3.jpg

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que existen aproximadamente 71 millones de personas en el mundo con infección crónica por el virus de la Hepatitis C.  La Asociación Latinoamericana para el Estudio del Hígado (ALEH) explica que la Hepatitis C representa una amenaza importante a la salud en países en vías de desarrollo donde existen grandes obstáculos para la detección de la enfermedad, incluido un bajo nivel de concientización política, entre los prestadores y en la comunidad. Según la ALEH, no se cuenta con datos precisos acerca de la infección crónica por VHC en la región.  Se necesitan estimaciones de la carga de la enfermedad para tomar decisiones sobre políticas nacionales de salud y para la elaboración de programas.  Debido a los escasos datos obtenidos y la falta de tamizaje, se estima en Centroamérica una prevalencia de VHC, aproximada a 3.4 millones de habitantes.

La infección por Virus C, representa una de las causas más comunes de morbilidad y mortalidad a nivel mundial.  Las complicaciones como la hepatitis crónica, la cirrosis y el cáncer hepático constituyen las principales razones, por lo que el acceso a tratamiento es tan importante. Aproximadamente 2.9 millones de personas con VIH están coinfectadas por el Virus de la Hepatitis C. 

evento 5.jpg

El Virus C se contagia de persona a persona, principalmente por sangre y hemoderivados, a diferencia de otros virus de transmisión sanguínea pareciera intercambiarse entre personas incluso indirectamente, por ejemplo a través de máquinas de afeitar y otros fómites.  Es un virus bastante fuerte que puede sobrevivir fuera del cuerpo durante varios días.  En Estados Unidos, la forma de transmisión más importante es compartir agujas contaminadas durante el consumo de drogas ilegales.  Compartir elementos para uso intranasal de drogas, también es una forma común de transmisión.  Existen otras posibles vías como: sufrir lesiones por pinchazos en el entorno médico, adquirir la infección durante la hemodiálisis, tatuajes, acupuntura, contacto sexual con la persona infectada, entre otras.  Las tasas de transmisión materno-fetal del 0 al 35%. 

expositora

 

Es importante destacar que menos del 10% de los pacientes están diagnosticados y peor aún menos del 1% de estos reciben tratamiento.  Datos de la OMS destacan que la concientización que se tiene sobre el VHC es de baja prioridad, en comparación con el trabajo que se realiza con otras enfermedades, ya que solo el 37% de los países miembros de la OMS tienen un plan para controlar las Hepatitis Virales.

Si quieres ver cómo se vivió este evento ingresa aquí.